lunes, junio 27, 2011

Jean-Jaques Rousseau, el Vago.- De la ociosidad nacen grandes ideas. Rosseau (Ginebra 1712) hasta antes de cumplir 35 años de edad era un completo vago. Perezoso y olvidadizo estaba más entregado a una vida sin rumbo que a la disciplina que impone el ejercicio de las ideas. Como bien anotaría Romain
Rolland (en el prólogo al libro "Los Discursos de Rosseau")
"no tenía más aspiración que alcanzar la tranquilidad de una vida mediocre y ociosa, sin grandes necesidades". Pero cuando cogió la pluma y dejó salir "al mounstruo que lleva dentro" atacando todo y a todos, entonces la cosa trocó, se convirtió en un torrente influyente que hasta el propio Rosseau tuvo miedo, prometiéndose nunca mas volver a escribir. Pero fue imposible, ya la pasión le había ganado. El pensador que sentenciara que "El hombre ha nacido libre y está en todas partes encadenado" o que "renunciar a la libertad es renunciar a la cualidad de hombre", se convirtió no sólo en el hombre de su tiempo, sino: de todos los tiempos.

1 Comentarios:

Blogger David C. dijo...

Que interesante, voy a leerme toda su vida en el wikipedia. Saludos.

6:56 p.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal